Nuestros principios de acción


Nuestros seis principios de acción que aplicamos a todos nuestro proyectos y actividades son la subsidiaridad, la colegialidad, la complementariedad, la afirmación de los derechos humanos, el profesionalismo y la responsabilidad, así como la gestión de riesgos.

En virtud de nuestra experiencia en materia de acceso a la justicia y de nuestro compromiso solidario con los derechos humanos, actuamos en vista de:

  • establecer relaciones estrechas con profesionales del derecho, así como con la sociedad civil, para proporcionar beneficios tangibles para las personas en situación de vulnerabilidad;
  • generar resultados concretos y duraderos en las comunidades donde desplegamos nuestros proyectos de cooperación;
  • hacer del derecho un verdadero instrumento de inclusión, cambio y desarrollo.

Este enfoque respeta en todo momento las necesidades expresadas por los actores locales. Es transmitido por el trabajo jurídico de proximidad, particularmente en materia de litigios estratégicos y asistencia legal, así como de servicios de asistencia judicial.


Subsidiaridad


Todos los proyectos de la organización se desarrollan e implementan en estrecha colaboración con uno o más socios locales (grupos de abogado.as defensore.as de los derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil, agencias gubernamentales, etc.). Por lo general, ASFC no defiende por sí misma los derechos humanos en los países donde opera: la misión de ASFC es más bien fortalecer la capacidad de sus socios en el terreno para defender y promover de los derechos humanos.

ASFC considera que lo.as mejores defensore.as de los derechos humanos son los actores locales. Ellos son los actores en primera línea y ASFC se basa en su competencia y su experiencia. En este sentido, ASFC desarrolla su acción en función de las necesidades expresadas por los actores locales, después evaluar el contexto y dichas necesidades. Sin embargo, esto no impide que ASFC participe plenamente en los casos que apoya y, en ocasiones, intervenga directamente en ciertas acciones coordinadas con sus socios locales.


Colegialidad


ASFC valora el espíritu y el trabajo en equipo, por lo cual prefiere considerar y presentar los resultados de su acción como el fruto de un trabajo colectivo. En consecuencia, las relaciones internas y externas de ASFC se estructuran teniendo en cuenta que todas las partes interesadas tienen las competencias y experiencia pertinentes. En esta misma línea, los socios representan para ASFC oportunidades de intercambio bilateral o multilateral.


Complementariedad


ASFC promueve la cooperación y el intercambio de información en lugar de la competencia con otras organizaciones y, con un objetivo de complementariedad, busca coordinar sus acciones con las de otras partes interesadas en materia de justicia y derechos humanos. Esta visión se aplica en todos los países de intervención, tanto en Canadá como a escala internacional. En un contexto de diversidad de las contribuciones a la causa de los derechos humanos, ASFC está convencida de que su misión principal y su experiencia técnica jurídica son a la vez distintivas y complementarias a las de otras organizaciones.


Afirmación de los derechos humanos


ASFC respeta la diversidad de valores, creencias y opiniones. ASFC se adapta con un espíritu de tolerancia y apertura a las realidades culturales, a las costumbres y las prácticas de cada país, región, comunidad y socios involucrados en sus intervenciones. Sin embargo, este respeto por la diversidad coexiste con la afirmación concreta de los valores y principios de ASFC y la implementación inflexible de los derechos garantizados por los instrumentos internacionales constituyendo la base de la acción de la ASFC. Este es el caso, por ejemplo, del derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona, la igualdad de género, la no discriminación y la oposición a la pena de muerte y la tortura.


Profesionalidad y responsabilidad


ASFC tiene como objetivo integrar las mejores prácticas en todas las áreas de su trabajo. Más específicamente, ASFC aplica los estándares de profesionalidad y ética de la cooperación internacional y la gestión financiera (especialmente en cuanto al control y a la reducción de costos), de responsabilidad social y ambiental, e igualdad de género. En cuanto a los deberes y responsabilidades de lo.as abogado.as se refiere, aunque ASFC no opera como parte de una relación de servicio jurídico entre abogado.a y cliente, la organización se guía por los Principios Básicos sobre el Papel de la Sociedad Jurídica de las Naciones Unidas (1990), el Código de ética de lo.as abogado.as de Quebec y el Código de conducta profesional del Colegio de abogado.as de Canadá, en la medida en que sean pertinentes y se adapten según sea necesario.


Gestión de riesgos


Los proyectos de ASFC se implementan en base a un análisis previo de los riesgos asociados y las medidas para mitigarlos. Las intervenciones se sopesan para maximizar su efectividad y durabilidad, al mismo de reducir los riesgos, incluyendo la seguridad de las personas involucradas. De hecho, ASFC opera con frecuencia en contextos donde la seguridad de las personas está en juego, tanto la de lo.as beneficiario.as de sus acciones como la de los socios locales.

El acompañamiento internacional que se encuentra en el centro de la acción de ASFC tiene por objetivo lograr un efecto positivo en su seguridad. No obstante, dado que ASFC es consciente de que este acompañamiento puede ser un arma de doble filo, este se realiza siguiendo un protocolo específico. En lo que respecta a lo.as representantes de ASFC, la aplicación de las normas de seguridad es crucial, no solo para ello.as, sino también para las potenciales repercusiones de sus actividades sobre la organización, sobre lo.as otro.as representantes de ASFC y sobre terceros.


 

Gracias a nuestros socios sin fronteras

Consulter la liste des partenaires