Nuestra ética


Ética y deontología


La ética no es solo una preocupación fundamental para nosotros.as: es nuestra razón de ser. Nuestra organización aplica, en consecuencia, normas de ética y deontología elevadas y rigurosas en todas sus actividades.

Nuestro Código ético y deontológico, adoptado por el consejo de administración en 2012, guía el comportamiento que han de adoptar nuestro.as representantes y rige su conducta al establecer ciertas normas cuyo respeto íntegro es condición sine qua non para la participación en las actividades de ASFC.


Política contra la corrupción


ASFC reconoce que la corrupción no solo es una violación de las leyes, reglamentos y normas éticas, sino que también es un mal corrosivo que trae consecuencias diversas y perjudiciales. Es, por tanto, una práctica que contraviene a la justicia y que se opone a nuestros valores, principios de acción y Código ético y deontológico.

Nuestra política contra la corrupción busca, por ello, prohibir y prevenir todas formas de corrupción en nuestras actividades.


Política de igualdad de género


ASFC reconoce que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos: toda persona puede valerse de sus derechos y libertades, sin distinción de naturaleza alguna, particularmente el género.

Nuestra política de igualdad de género se adhiere así a los principios fundamentales de igualdad de derechos y de oportunidades entre hombres y mujeres, sustentándose en el principio de no discriminación.


Gracias a nuestros socios sin fronteras

Consulter la liste des partenaires