Retour à la section « Le blogue des coopérants »


Continuación del juicio de Berta Cácares: convocatoria de agentes de investigaciones y ratificaciones.

 

El lunes 29 de octubre, continuó la presentación de pruebas del Ministerio Publico en el juicio que se sigue contra los primeros ocho acusados del asesinato de Berta Cáceres.  

El primer testigo del día fue un agente de investigacion de la fiscalía responsable tanto arresto de uno de los acusados, Mariano Díaz Chávez, como del allanamiento de su domicilio. Durante la búsqueda de su domicilio, el Sr. Díaz Chávez se acercó al investigador para hacer una manifestacion espontánea. Le habría dicho que estaban cometiendo un error, que él era Mayor en las fuerzas armadas. El detenido habría declarado entonces que Douglas Geovanny Bustillo, otro acusado en el caso, le había contactado para ofrecerle 500,000 lempiras[1], pero que él rechazó dicha oferta. En el testimonio no se mencionan más detalles sobre la naturaleza del trabajo que se le habría ofrecido. El Sr. Díaz Chávez también le dijo al investigador que supo que el dinero provino de un joven gerente de DESA cuyo nombre desconoce y que Douglas se encargó de contratar a los sicarios. El motivo de la operación, según su declaración, fue la oposición de Berta Cáceres a la construcción de una represa hidroeléctrica.

Posteriormente, se produjo la ratificación de documentos por parte de los expertos. De acuerdo a lo previsto por el Código Procesal Penal, las ratificaciones de documentos se pueden hacer después de la exhibición de éstos para presentarlos como evidencia o después de que se haya leído a las partes. Por razones de tiempo y de economía procesal dada la cantidad de evidencia en el archivo, las partes acordaron que los documentos sólo sean exhibidos. Desafortunadamente, esto hace que la tarea sea un poco más compleja para el público y para los observadores, quienes generalmente no están familiarizados con el contenido de los documentos presentados. Sin embargo, cuando una persona ratifica un documento, las partes pueden hacer preguntas que lleven a aclarar su contenido. Por lo tanto, las preguntas permiten tener una idea a los observadores sobre lo que se encuentra en los documentos.

Este lunes, cinco investigadores vinieron a ratificar actos de allanamiento o de perquisición y un médico vino a ratificar la evaluación física de la víctima de tentativa de asesinato. Basado únicamente en la evaluación física, el médico no puede afirmar que las lesiones de la víctima provienen de un arma de fuego. Por lo tanto, será muy importante que se encuentre una solución para la aceptación del testimonio escrito de la víctima como evidencia para reforzar la evidencia por el cargo de intento de asesinato.

 

30 de octubre Audiencia: Profesionales testifican sobre proyectiles

El martes 30 de octubre, otros profesionales se presentaron con el fin ratificar documentos que luego se presentaron como evidencia en el expediente. Durante la mañana, la médico que realizó la autopsia de Berta Cáceres vino a presentar su informe y explicó al tribunal que había logrado recuperar dos proyectiles calibre .38 del cuerpo de la difunta.

Luego, un técnico balístico vino a presentar su informe. El mandato que le había sido encomendado era comparar los proyectiles encontrados en la escena del crimen y en el cuerpo de la víctima con un arma de fuego encontrada durante el allanamiento en casa del acusado Emerson Duarte Meza. El especialista explicó las diferentes técnicas de identificación y precisó cómo cada arma deja un rastro único en una munición cuando se dispara. Pudo establecer entonces con certeza que los proyectiles encontrados en el cuerpo de Berta Cáceres provienen del arma encontrada en casa de Emerson Duarte Meza. También afirmó que los proyectiles calibre .40 que también habían sido encontrados en la escena del crimen no provenían de la misma arma.

Más tarde, otros profesionales de la fiscalía vinieron a ratificar documentos que estaban relacionados principalmente con los allanamientos en las casas de los acusados. Al menos tres personas que habían acudido para ratificar los documentos debieron ser convocadas nuevamente para el día siguiente porque se produjo una confusión sobre la evidencia propuesta y había dudas respecto de los documentos sobre los que efectivamente se había solicitado la ratificación.   Por lo tanto, el tribunal ordenó a la secretaria del tribunal que volviera a escuchar las grabaciones de las audiencias de proposición de prueba para aclarar la situación.