Volver a la sección « Noticias y artículos »

Vicky Hernández: Una decisión histórica para la comunidad LGBTI en América Latina

Abogados sin Fronteras Canadá (ASFC) celebra la sentencia del 30 de junio de 2021 emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos la cual responsabiliza a Honduras por la muerte de Vicky Hernández, una joven trans hondureña asesinada en 2009.

Es la primera vez en la historia que un Estado parte es demandado por violencia contra la comunidad LGBTI. Este paso en la jurisprudencia marca un importante avance hacia una mejor protección de las personas LGBTI en Honduras y proporciona un impulso para que los estados
vecinos hagan lo mismo. 

La Corte requiere al Estado hondureño, entre otras cosas, que aplique las medidas necesarias para garantizar los derechos de las personas LGBTI, que realice una investigación efectiva del caso y que repare a la familia. Estas acciones son especialmente bienvenidas en esta región, considerada una de las más peligrosas para esta comunidad.

En los últimos diez años, 370 personas LGBTI han sido asesinadas en Honduras. Más del 90% de estos asesinatos han quedado impunes.

Para CATTRACHAS, socio de ASFC en Honduras y pilar del caso, esta decisión pone fin a casi doce años de lucha para que se investigue adecuadamente el asesinato de Vicky Hernández, se haga justicia y se obtenga una reparación para su familia.

Para más información: Derechos de las personas LGBTI: paso a paso hacia el cambio


Vicky Hernández, el trágico destino de una persona LGBTI en América Latina


Vicky Hernández era una mujer trans, trabajadora sexual y activista del Colectivo Unidad Color Rosa, una organización de derechos de las mujeres trans en Honduras.

El 28 de junio de 2009, Vicky Hernández, una joven de 26 años, fue asesinada en la calle en San Pedro Sula durante la primera noche del golpe. Su muerte se produjo mientras estaba en vigor un toque de queda, durante el cual sólo se permitía la presencia de las fuerzas del orden en las calles. El caso se cerró rápidamente sin una investigación formal. La inestabilidad del Estado en los seis meses siguientes provocó más de veinte víctimas, también asesinadas en circunstancias similares.
El caso de Vicky Hernández es un caso emblemático de la lucha de los defensores de los derechos humanos contra la impunidad de los crímenes cometidos contra las personas LGBTI en Honduras.

Su trágico asesinato refleja la violencia y la discriminación sistémicas a las que se enfrenta esta comunidad en Latinoamérica. La decisión del Tribunal es un rayo de esperanza para el futuro.
 

Gracias a nuestros socios sin fronteras

Consulter la liste des partenaires