Retour à la section « Nouvelles & articles »

Una nueva generación de abogadas para la defensa de los derechos humanos en Honduras

Es viernes por la mañana. Meryzuan trabaja un análisis jurídico en la oficina de uno de los primeros bufetes de derechos humanos instalados en Tegucigalpa, Honduras. Esa misma noche, Evel llega a la sede de la organización con la que trabaja después de haber tenido una larga jornada con otras mujeres. La semana siguiente, Aura se integrará al equipo de trabajo con el cual compartirá sobre temas de DDHH y litigio estratégico.

Meryzuan, Evel y Aura tienen en común ser tres jóvenes abogadas hondureñas que participaron en la primera edición del programa de pasantías “Semillero de Justicia” cuando eran estudiantes de derecho y forman parte de un grupo de 15 jóvenes que durante los dos últimos dos años han sido parte del programa de pasantías.

Este programa es una de las iniciativas que Abogados sin fronteras Canadá (ASFC) ha implementado en Honduras en el marco del proyecto para mejorar el acceso a la justicia de poblaciones socialmente vulnerables: “Justicia, gobernanza y lucha contra la impunidad en Honduras”, financiado por Asuntos Mundiales Canadá.

Desde las posiciones que ocupan, contribuyen a la documentación y argumentación de casos  de mujeres criminalizadas por interrumpir su embarazo, de mujeres víctimas de violencia basada en género o acompañan a comunidades rurales y activistas sociales en procesos de empoderamiento de sus derechos.

Este trabajo lo realizan desde el conocimiento técnico que les aportó su formación y su pasión personal, como lo destaca Evel Carolina García, abogada en el programa “Fortaleciendo el derecho a decidir” del Centro de Derechos de Mujeres (CDM) colabora en la lucha por la descriminalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Honduras: 

“Trabajo en el programa Fortaleciendo el derecho a decidir [del CDM], coordinado por Regina Fonseca, apoyando acciones de incidencia y elaborando análisis jurídico en torno a los derechos sexuales y reproductivos y violencia contra la mujer. […] El tema de género me atraviesa en todos los aspectos de mi vida y desde que me gradué de la universidad me planteé que [seguiría mis estudios en esta área] porque es lo que deseo continuar trabajando”.

Su compromiso y su paso por el programa de pasantías “Semillero de Justicia” cambió la vida de decenas de jóvenes, facilitándoles herramientas durante su aprendizaje que son puestas al servicio de la garantía de los derechos humanos de centenares de personas, y, sobre todo, cambió sus propias vidas, como ellas mismas reconocen. Meryzuan Corrales, abogada e investigadora jurídica en el Equipo Jurídico por los Derechos Humanos (EJDH), destaca:

“Para mí significó un crecimiento tanto profesional como personal, me abrió muchas puertas dentro del mundo de los derechos humanos y el litigio estratégico, me dio las herramientas y me enseñó cómo utilizarlas y aplicarlas en la realidad de cada caso donde se ven violentados los derechos de los grupos más vulnerables”

Lo.a.s pasantes además enriquecen la vida organizativa de las organizaciones y se implican en el desarrollo de nuevas generaciones, como Evel, quien hoy en el CDM ya comparte su experiencia de pasante hace algunos años con una nueva pasante de la segunda promoción del programa “Semillero de Justicia”.

Las organizaciones socias del programa de pasantías, como la Red de Abogadas Defensoras de Derechos Humanos (RADDH), el Centro para el Desarrollo y la Promoción LGBTI (Somos CDC) o el EJDH, han destacado que la presencia de los y las pasantes en sus organizaciones  de derechos humanos ayuda a promover un nuevo liderazgo femenino en este mundo profesional.  

Tal es el caso de la propia ASFC, que se ha visto fortalecida con la integración de Aura Fernández, enriqueciendo a la organización con el bagaje del programa de pasantías en su vida y ejercicio profesional:

“Los aprendizajes que el programa de pasantías me dejó son enormes a nivel profesional y humano. Me permitió expandir mi visión sobre la vulneración de los derechos humanos en Honduras y reconocer el rol fundamental del trabajo técnico jurídico que se realiza desde las organizaciones de sociedad civil”, reflexiona.

Antecedentes del programa

“Semillero de Justicia” es un programa de pasantías dirigido a estudiantes universitarios de derecho que incorpora un eje formativo sobre litigio estratégico y una pasantía en bufetes especializados en DDHH u organizaciones hondureñas de sociedad civil.

Como parte de la pasantía, las y los estudiantes tienen la oportunidad de trabajar con abogados y abogadas especializadas en derechos humanos o defensores y defensoras, quienes asumen un rol de mentoría.

 

Merci à nos partenaires sans frontières

Consulter la liste des partenaires